Fibra de vidrio o poliestireno expandido: ¿cuál deberías elegir como aislante térmico?

7 de junio de 2023

El aislamiento térmico es una garantía de calidad en cualquier vivienda, ya que además de ofrecer un mayor confort en el interior, también previene enfermedades y ayuda a reducir de manera muy considerable el consumo de energía, algo positivo tanto para el bolsillo como para el medioambiente. En esta ocasión vamos a estudiar las ventajas y desventajas de dos de los materiales más utilizados que son la fibra de vidrio aislante y el poliestireno expandido, para averiguar cuál se adaptará mejor a nuestras necesidades.

Ventajas y desventajas de la fibra de vidrio aislante

Antes de decantarnos por un tipo de aislante térmico específico, es esencial empezar conociendo las características y particularidades de cada uno de ellos, ya que en cada proyecto contaremos con unas necesidades específicas y es muy importante elegir el aislante correcto.

En el caso de la fibra de vidrio o lana de vidrio aislante, se trata de un material compuesto por fibras entrelazadas fabricado mediante extrusión de vidrio fundido.

Vamos a comenzar analizando cuáles son las principales ventajas de la fibra de vidrio aislante:

  • No inflamable
    Es inherentemente resistente al fuego, proporcionando un nivel de seguridad adicional en aplicaciones donde la inflamabilidad es una preocupación, como construcción y transporte.
  • No conductivo
    Al ser un material no conductivo, evita la transmisión de electricidad, reduciendo los riesgos de cortocircuitos y descargas eléctricas, lo que la hace ideal para aplicaciones eléctricas.
  • Gran resistencia química
    Su resistencia química la hace idónea para entornos corrosivos, previniendo daños por sustancias químicas agresivas y ampliando su vida útil en aplicaciones industriales y químicas.
  • Bajo peso
    La ligereza de la fibra de vidrio facilita su manipulación y reduce la carga estructural en comparación con otros materiales, lo que la convierte en una opción eficiente en términos de peso.
  • Bajo mantenimiento
    Requiere poco o ningún mantenimiento, ya que no se oxida ni se deteriora fácilmente, ahorrando costes y esfuerzos a lo largo del tiempo, especialmente en aplicaciones al aire libre.
  • Permeabilidad
    Su permeabilidad permite el paso de cierta cantidad de vapor de agua, lo que la hace adecuada para aplicaciones donde es crucial controlar la humedad, como en construcción y aislamiento.
  • Adaptabilidad
    La flexibilidad y maleabilidad facilitan su adaptación a formas complejas, permitiendo su uso en una variedad de diseños y aplicaciones, desde estructuras arquitectónicas hasta componentes industriales.

En cuanto a las desventajas de la fibra de vidrio como aislante térmico, aquí destacamos las más importantes:

  • Fragilidad
    Es propensa a roturas, lo que dificulta su manejo y aumenta el riesgo de daño durante la instalación, limitando su durabilidad y eficacia a largo plazo.
  • Incómodo para trabajar
    La naturaleza rígida y áspera de la fibra de vidrio la hace incómoda para trabajar, generando molestias y posiblemente desincentivando su utilización en ciertos proyectos.
  • Gran consumo energético
    Su proceso de fabricación implica un alto consumo de energía, contribuyendo a la huella de carbono. Esto aumenta las emisiones de CO2, contrarrestando posibles beneficios ambientales como aislante térmico.
  • Riesgos para la salud
    Uno de los peligros de la lana de vidrio es que pueden liberar fibras microscópicas que causan diversos problemas que veremos a continuación.

Posibles peligros para la salud de la lana de vidrio

  • Irritación de la piel
    La fibra de vidrio puede causar irritación cutánea debido a su textura fibrosa. El contacto directo con la piel puede provocar picazón, enrojecimiento e incluso dermatitis.
  • Irritación respiratoria
    Las fibras de lana de vidrio son pequeñas y pueden ser inhaladas fácilmente, lo que puede irritar las vías respiratorias, causando molestias en la garganta, tos y dificultad para respirar. En casos más graves, la exposición prolongada puede conducir a enfermedades respiratorias crónicas.
  • Riesgo de irritación ocular
    El contacto con los ojos puede causar irritación, enrojecimiento y molestias debido a la presencia de fibras de vidrio en el aire.
  • Manipulación peligrosa
    La instalación requiere medidas de seguridad adecuadas, ya que la manipulación incorrecta puede aumentar el riesgo de lesiones por cortes o pinchazos debido a la naturaleza afilada de las fibras.
  • Riesgo de contaminación del aire interior
    Durante la instalación o manipulación, las partículas de lana de vidrio pueden liberarse al aire interior, contaminando el entorno y afectando la calidad del aire que respiran los ocupantes de un edificio.

Ventajas y desventajas del poliestireno expandido como aislante térmico

El poliespan aislante es un material de tipo plástico que se caracteriza por tener una composición del 98% de aire, con la particularidad de que impide el desarrollo de microorganismos, apenas pesa y tiene una gran resistencia.

Seguidamente detallamos algunas de las principales ventajas del poliestireno expandido como aislante térmico:

  • No conduce la electricidad, es decir, es aislante eléctrico.
  • Tiene un peso muy bajo, por lo que permite aligerar la carga sobre los forjados, cubiertas y estructura en general.
  • Es muy fácil de colocar.
  • Permite la utilización de piezas de gran tamaño sin que esto suponga un problema durante su colocación.
  • Se puede recortar con mucha facilidad y sin la necesidad de herramientas especiales.
  • Tiene un precio muy económico.
  • Gran resistencia a la compresión.
  • Fácil de moldear.
  • Es un material muy resistente a la humedad.
  • Como aislante térmico es una de las opciones más eficientes, ya que consigue un mayor aislamiento por unidad de volumen.
  • Es un material completamente seguro para la salud.
  • Se trata de un compuesto más sostenible, ya que no es necesario utilizar tanta energía para su producción.
  • Permite trabajar el aislamiento en el exterior (sistema SATE), en el interior y dentro de cámaras aislantes como aislante para paredes.

También es muy importante conocer cuáles son las desventajas del poliestireno expandido:

  • Soporta menos carga en los techos (bovedillas de poliestireno).
  • Se encoge si entra en contacto con el fuego.

Conclusiones

Aunque en ambos casos estamos hablando de materiales aislantes térmicos de gran calidad, es importante valorar algunas de sus principales diferencias para determinar cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de nuestro proyecto.

En este sentido, la fibra de vidrio aislante ofrece muy buenos resultados, pero tiene menos propiedades y resulta más complicada de trabajar, mientras que el poliestireno expandido es muy ligero y cómodo, a lo que hay que añadir que también tiene un precio más económico en especial si tenemos en cuenta su gran poder de aislamiento térmico.

En definitiva, ambos materiales son de muy buena calidad a la hora de aislar, mientras que el poliestireno expandido es uno de los favoritos y por tanto más utilizados tanto en obra nueva como en reformas y rehabilitaciones.